Seleccionar página

Portada / Cómo escoger mi Colchón

¿CÓMO ESCOGER MI COLCHÓN?

A la hora de elegir nuestro descanso todos tenemos una serie de dudas acerca de la elección de nuestro colchón. ¿Será bueno el colchón? ¿ me gustará de verdad? ¿ será cómodo? o ¿será demasiado duro para mi gusto?…

Todos sabemos que cuando compramos por internet no podemos probar las cosas. Ver si realmente se acoplan a lo que demandamos, es decir nos quedamos con la mosca detrás de la oreja pensando si he hecho bien o mal en comprármelo sin probarlo antes.

En ElPerezoso.es sabemos lo importante que es ofrecer un buen descanso a nuestros clientes, y guiarles en su compra es una parte prioritaria. Por ello, hemos decidido desmarcarnos de la competencia, que ofrecen cientos de modelos de colchones haciendo la elección terriblemente confusa, y centrarnos únicamente en ofrecer 3 modelos de descanso.

Estos tres modelos se ofertan en diferentes tecnologías y firmezas, y se ajustan a los modelos de mayor calidad y demanda del mercado, a los precios más competitivos posibles. Aquí os los traemos para que os informéis acerca de ellos:

LAS CLAVES DE LA ELECCIÓN

  • ¿Cómo duermes?
    • Si duermes boca arriba, en posición supina, sobre la espalda, debes escoger colchones duros.
    • Si duerme de lado, te puede convenir un colchón de menor firmeza, que permita al hombro hundirse levemente, hasta encontrar una posición cómoda.
  • ¿Cuánto pesas?
    • Si pesas bastante, necesitarás colchones firmes, que ofrezcan buena sujeción. En un colchón blando te hundirías en exceso.
    • Las personas más ligeras necesitan también colchones de mayor flexibilidad, que se adapten a su forma para repartir mejor el peso.
  • ¿Te mueves mucho?
    • Si te mueves mucho mientras duermes te conviene un colchón algo más duro que te permita girarte sin esfuerso. En un colchón blando te hundirías demasiado, y te costaría girar, lo que resulta incómodo.
  • ¿Pasas calor?
    • Si pasas calor, sudas con facilidad o vives en un lugar cálido, los colchones de muelles pueden convenirte más, pues se ventilan mejor y son más frescos.
    • Si eres friolero o vives en un lugar frío,  los modelos de espuma, de látex o de material viscoelástico guardan más el calor.
  • Otras cuestiones
    • Si deseas una base articulada, necesitas un colchón flexible (de espuma, de látex o de muelles embolsados).
    • Si eres alérgico al polvo o asmático, se recomienda usar un colchón de espuma o de látex con una funda lavable (salvo, claro está, que seas alérgico al látex).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies